Coming soon!!!
Thank you for your patience.

A partir del examen de IFC, se puede requerir a una institución financiera que desarrolle un SGAS para gestionar los riesgos y los impactos asociados con sus actividades de financiamiento con el fin de asegurar que cumplen la lista de exclusión de IFC, los reglamentos nacionales en materia ambiental y social aplicables y las Normas de Desempeño de IFC.

Las instituciones financieras clientes de IFC son entidades bancarias, empresas de arrendamiento, instituciones microfinancieras, instituciones de seguro/garantía y fondos de capital privado/inversión. En general, participan en diversas actividades, como financiamiento para empresas, financiamiento para proyectos, préstamos a pequeñas y medianas empresas, microfinanzas, financiamiento para comercio y financiamiento para vivienda, cada una con su propio perfil del riesgo ambiental y social.

El alcance de las actividades financieras de los diferentes tipos de instituciones financieras varía considerablemente, al igual que los riesgos ambientales y sociales y los impactos asociados. La gestión de estos riesgos e impactos también debe adaptarse a las características institucionales de cada institución financiera, con diferentes niveles de exposición al riesgo ambiental y social, en función de sus actividades.

Se requiere que una institución financiera desarrolle un SGAS que se adapte a las características institucionales específicas y aborde adecuadamente el perfil del riesgo ambiental y social asociado con sus actividades de financiamiento. Para empezar, la institución financiera debe crear un grupo de trabajo del SGAS para entender y examinar los requisitos de gestión del riesgo ambiental y social estipulados en el convenio legal con IFC. Si fuera necesario, la institución financiera puede contratar a un consultor externo para que asista al grupo de trabajo en el desarrollo y la aplicación del SGAS.


  • FacebookTwitterLinkedIn
  • Share