Coming soon!!!
Thank you for your patience.

La exposición de una empresa de arrendamiento a los riesgos ambientales y sociales variará cuando se trate de un arrendamiento financiero o de explotación, y será más significativa para las transacciones que conlleven el uso de equipo y maquinaria especializada en ciertos sectores industriales como las actividades de silvicultura, minería y petróleo y gas.

La empresa de arrendamiento aplicará los procedimientos de gestión del riesgo ambiental y social a cada transacción como parte de su marco de gestión del riesgo global. El Sistema de Gestión Ambiental y Social (SGAS) de una empresa de arrendamiento contará con los siguientes componentes:

  • Política ambiental y social: En la política se declarará el compromiso de la empresa de arrendamiento de gestionar los riesgos ambientales y sociales a los que podría estar expuesta como consecuencia de transacciones y clientes de su cartera. En general, esto conllevará un compromiso de no financiar a clientes que realizan ciertos tipos de actividades y la obligación de los clientes de cumplir los reglamentos ambientales y sociales.
  • Análisis de transacciones: La empresa de arrendamiento analizará cada transacción para determinar si va a proceder con ella.
  • Debida diligencia ambiental y social: La empresa de arrendamiento aplicará un proceso de debida diligencia ambiental y social para cada transacción. En el caso de la mayoría de las operaciones relacionadas con equipo de oficina, la evaluación ambiental y social se limitará a un examen sencillo de las operaciones del cliente para confirmar que el financiamiento se destinará al fin previsto. En el caso de las transacciones relacionadas con vehículos, equipo y maquinaria especializados, y propiedades, la evaluación ambiental y social deberá incluir una descripción general de las operaciones del cliente, lo que puede requerir una visita al emplazamiento, con el fin de determinar los posibles impactos ambientales y sociales derivados del sector industrial del cliente. En general, los impactos ambientales y sociales de esta magnitud se rigen por el marco reglamentario ambiental y social de un país, y la empresa de arrendamiento deberá cerciorarse de que el uso de los activos por parte del cliente cumple todos los requisitos reglamentarios aplicables. Esto puede requerir una visita de la empresa de arrendamiento al emplazamiento.
  • Plan de medidas correctivas: Partiendo de las conclusiones del proceso de debida diligencia ambiental y social o durante el seguimiento posterior del desempeño del cliente, la empresa de arrendamiento puede exigir a los clientes que apliquen ciertas medidas de mitigación dentro de un plazo concreto.
  • Disposiciones ambientales y sociales: La empresa de arrendamiento puede incorporar el plan de medidas correctivas y otros requisitos ambientales y sociales dentro de las cláusulas del convenio legal con el cliente.
  • Seguimiento del desempeño ambiental y social: La empresa de arrendamiento hará un seguimiento del cumplimiento de las obligaciones ambientales y sociales por parte del cliente, con el fin de garantizar que los activos arrendados se usan para los fines previstos y se operan y mantienen adecuadamente. El alcance del seguimiento dependerá de la transacción y las operaciones del cliente, y puede conllevar visitas al emplazamiento.

En el caso de una empresa de arrendamiento, la toma de decisiones puede centralizarse o delegarse a las sucursales dependiendo del tamaño de la transacción. EL SGAS debe definir las funciones y responsabilidades del personal involucrado en cada fase del proceso de toma de decisiones. En general, el equipo estará compuesto por un encargado del SGAS responsable de la supervisión del sistema y, en algunos casos, un coordinador del SGAS responsable de su aplicación diaria. Los oficiales de préstamos solicitarán generalmente al cliente la información ambiental y social necesaria, que será estudiada por los analistas de créditos. El Comité de Créditos debe tener en cuenta las conclusiones y las recomendaciones sobre cuestiones ambientales y sociales durante el proceso para decidir si se procede con la transacción.

Una empresa de arrendamiento deberá asegurarse de la existencia de un sistema de mantenimiento de registro sobre las cuestiones ambientales y sociales asociadas con cada transacción. Este sistema se puede integrar en el sistema existente de la empresa de arrendamiento y todas las sucursales deberán poder acceder a él.


  • FacebookTwitterLinkedIn
  • Share