Coming soon!!!
Thank you for your patience.

Dadas las características legales de estas transacciones, que convierten al fondo de capital privado en propietario parcial o total de una empresa destinataria de inversiones, el fondo está directamente expuesto a los riesgos ambientales y sociales de la empresa en cuestión y, por lo tanto, le corresponde la responsabilidad.

A través de la gestión del riesgo ambiental y social, el fondo de capital privado puede mitigar los posibles riesgos ambientales y sociales que reducirían de otro modo la viabilidad financiera de la empresa, y puede buscar también oportunidades comerciales relacionadas con el medio ambiente que mejorarían su viabilidad financiera. Además, la condición de propietario de una empresa destinataria de inversiones pone al fondo de capital privado en una posición única para promover una sólida gestión ambiental y social de las operaciones de la empresa en cuestión.

El fondo de capital privado aplicará los procedimientos de gestión del riesgo ambiental y social a cada transacción como parte de su marco de gestión del riesgo global. Los riesgos ambientales y sociales de las empresas destinatarias de inversiones variarán en función de los sectores industriales. En el caso de las inversiones en empresas con un alto riesgo ambiental y social, se requerirá un análisis ambiental y social más exhaustivo que el necesario para las inversiones en empresas con un nivel de riesgo más bajo. El Sistema de Gestión Ambiental y Social (SGAS) de un fondo de capital privado contará con los siguientes componentes:

  • Política ambiental y social: En la política se declarará el compromiso del fondo de capital privado de gestionar los riesgos ambientales y sociales a los que podría estar expuesto como consecuencia de su participación accionaria en las empresas destinatarias de inversiones. En general, esto conllevará un compromiso de no financiar ciertos tipos de actividades y la obligación de las empresas destinatarias de inversiones de cumplir los reglamentos ambientales y sociales, y también las normas internacionales para ciertas transacciones de alto riesgo.
  • Análisis de la inversión y clasificación del riesgo: El fondo de capital privado analizará una inversión propuesta para decidir si procede con ella. El fondo de capital privado puede clasificar su riesgo ambiental como bajo, medio o alto, con el fin de decidir el alcance del proceso de debida diligencia ambiental y social necesario para determinar los riesgos. Esto le permitirá decidir en una fase temprana si la posible inversión en una empresa representa riesgos ambientales y sociales demasiado significativos para exponerse a ellos.
  • Debida diligencia ambiental y social: El fondo de capital privado aplicará un proceso de debida diligencia ambiental y social a cada inversión propuesta, pero el nivel de detalle variará en función de los riesgos ambientales y sociales. En el caso de las inversiones con bajo riesgo, la evaluación ambiental y social se limitará a un examen sencillo de las operaciones del cliente para confirmar que no son motivo de preocupación. En el caso de las inversiones con mediano riesgo, la evaluación ambiental y social deberá incluir una descripción general de las operaciones de la empresa, lo que puede requerir una visita al emplazamiento, con el fin de determinar los posibles impactos ambientales y sociales derivados del sector industrial de dicha empresa. En general, los impactos ambientales y sociales de esta magnitud se rigen por el marco reglamentario ambiental y social de un país, y el fondo de capital privado deberá cerciorarse de que la empresa cumple todos los requisitos reglamentarios aplicables. En el caso de las inversiones de alto riesgo, será necesario un análisis más exhaustivo basado en los requisitos ambientales y sociales para entender totalmente los posibles riesgos ambientales y sociales relacionados con las operaciones de la empresa. Esto requerirá una visita al emplazamiento y, dependiendo de la complejidad de las operaciones de la empresa y el sector industrial, el fondo de capital privado deberá contratar los servicios de un experto externo.
  • Plan de medidas correctivas: Partiendo de las conclusiones del proceso de debida diligencia ambiental y social o durante el seguimiento posterior del desempeño de la empresa destinataria de inversiones, el fondo de capital privado puede exigir a las empresas destinatarias de inversiones que apliquen ciertas medidas de mitigación dentro de un plazo concreto.
  • Disposiciones ambientales y sociales: El fondo de capital privado puede incorporar el plan de medidas correctivas y otros requisitos ambientales y sociales dentro de las cláusulas del convenio legal con la empresa destinataria de inversiones.
  • Seguimiento del desempeño ambiental y social: El fondo de capital privado puede hacer un seguimiento del cumplimiento de sus requisitos ambientales y sociales por parte la empresa destinataria de inversiones. El alcance del seguimiento dependerá de las operaciones de la empresa y puede conllevar visitas periódicas al emplazamiento. 

Aunque la cantidad de empleados de un fondo de capital privado es generalmente limitada, en el SGAS se deberán definir sus funciones y responsabilidades específicas con respecto a la gestión del riesgo ambiental y social. En general, un responsable de inversiones se hace cargo del SGAS y supervisa su aplicación diaria.

En algunos casos, los responsables de inversiones aplicarán procesos de debida diligencia para inversiones de bajo riesgo o algunas de mediano riesgo. Generalmente, en el caso de las inversiones que puedan conllevar altos riesgos ambientales y sociales, un fondo de capital privado contratará a un experto externo en materia ambiental y social para que se encargue de la debida diligencia ambiental y social y recomiende las medidas de mitigación necesarias. El Comité de Inversiones tendrá en cuenta las conclusiones y las recomendaciones sobre cuestiones ambientales y sociales durante el proceso para decidir si se procede con la inversión. Un fondo de capital privado deberá asegurarse de la existencia de un sistema de mantenimiento de registros sobre las cuestiones ambientales y sociales relacionadas con cada inversión.


  • FacebookTwitterLinkedIn
  • Share