Coming soon!!!
Thank you for your patience.

Un cliente/destinatario de inversiones tiene la obligación de aplicar todas las medidas razonables de precaución para prevenir accidentes, lesiones y enfermedades de los trabajadores durante el desempeño de sus tareas. Esto conlleva el cumplimiento de las normas específicas del sector sobre seguridad de los trabajadores y la aplicación de medidas de prevención y protección para:

  • eliminar peligros mediante la eliminación de una actividad del proceso de trabajo (como la sustitución por productos químicos menos peligrosos o el uso de diferentes procesos de fabricación);
  • control del peligro en el origen mediante el uso de controles técnicos (como sistemas de ventilación con aspiración localizada, salas de aislamiento, vigilancia de maquinaria y aislamiento acústico);
  • minimizar el riesgo mediante el diseño de sistemas seguros de trabajo y medidas de control del proceso (como rotación de personal, formación en procedimientos laborales seguros, proceso de bloqueo-etiquetado, seguimiento en el lugar de trabajo, y limitación de la exposición y de la duración de las tareas;
  • proporcionar equipos de protección personal adecuados (EPP) junto con capacitación, utilización y mantenimiento de los EPP. Estos ofrecen protección adicional a los trabajadores expuestos a peligros en el lugar de trabajo, además de otros sistemas de control de las instalaciones y seguridad.

Las iniciativas de un cliente/destinatario de inversiones para proteger la salud y la seguridad de los trabajadores en el diseño y el funcionamiento de las instalaciones, conllevan los siguientes aspectos:

  • Integridad estructural del lugar de trabajo: Las instalaciones deben ser seguras en términos estructurales, y el suelo y las superficies no deben tener material acumulado.
  • Condiciones meteorológicas adversas y cierre de las instalaciones: Las instalaciones deben estar diseñadas y construidas de manera que soporten los fenómenos meteorológicos habituales en la región y deben contar con un área especialmente designada para poner a salvo a los trabajadores.
  • Zonas de trabajo y salidas: El espacio dispuesto para cada trabajador debe ser el adecuado para la ejecución con seguridad de todas las actividades, y el paso a las salidas de emergencia debe estar libre de obstáculos en todo momento.
  • Prevención de incendios: El lugar de trabajo debe estar diseñado para evitar incendios, y la instalación debe estar equipada con detectores de fuego, sistemas de alarma y equipos de extinción de incendios.
  • Aseos y duchas: Deben proporcionarse instalaciones sanitarias (aseos y zonas de lavado personal, dotadas de agua corriente fría y caliente, jabón y dispositivos para secado de manos) en cantidad necesaria para las personas que se prevé trabajarán en la instalación y deberán estar separadas por sexo, si fuera necesario.
  • Suministro de agua potable: Se facilitará el suministro adecuado de agua potable (que cumpla los requisitos de calidad) a las áreas de preparación de alimentos o para la higiene personal (manos o cuerpo).
  • Zonas de comedor limpias: Se habilitarán zonas adecuadas y limpias donde los trabajadores puedan comer sin estar expuestos a sustancias peligrosas o nocivas.
  • Iluminación: Las áreas de trabajo deben recibir luz natural que se complementará con suficiente luz artificial para una mayor seguridad y salud de los trabajadores y una utilización segura de los equipos.
  • Acceso seguro: Se deben separar las vías de paso para peatones y vehículos dentro y fuera de las instalaciones; se deben instalar barandas con protección a la altura de manos, rodillas y pies en todas las escaleras, torres de trabajo y plataformas; se deben cerrar los hoyos y las hendiduras; se deben instalar cubiertas de seguridad para evitar la caída de objetos y se deben aplicar medidas para impedir el acceso a zonas peligrosas a las personas no autorizadas.
  • Primeros auxilios: Se debe poder acceder con facilidad a todos los puestos de primeros auxilios distribuidos por todo el lugar de trabajo, lo que incluye equipos para lavado de ojos y duchas corporales de emergencia.
  • Suministro de aire: Se debe suministrar suficiente aire fresco para las zonas de trabajo interiores y los espacios confinados, mediante sistemas adecuados de distribución de aire, como sistemas de calefacción, ventilación y acondicionamiento de aire.
  • Temperatura ambiente en el trabajo: Durante la jornada laboral, la temperatura en las zonas de trabajo, de descanso y otras instalaciones de bienestar debe mantenerse en un nivel adecuado.

Los peligros físicos plantean un riesgo de accidente, lesión o enfermedad debido a la exposición repetida a una acción mecánica o una tarea laboral. Esto puede tener como consecuencia una amplia variedad de lesiones, desde las que requieren sólo una atención menor o asistencia médica primaria, hasta las que pueden provocar una discapacidad, catástrofe y/o muerte. La exposición repetida a lo largo de periodos prolongados puede dar lugar a lesiones incapacitantes de similar importancia y consecuencia. Los peligros físicos en las operaciones de un cliente/destinatario de inversiones provienen de lo siguiente:

  • Rotación o movimiento de equipo: Un trabajador puede resultar herido o morir si queda atrapado o enganchado o es golpeado por la puesta en marcha imprevista de equipo o un movimiento inesperado durante su funcionamiento.
  • Ruido: Ningún empleado deberá estar expuesto a un nivel de ruido superior a los 85 dB(A) durante un periodo consecutivo de más de ocho horas al día sin protección auditiva.
  • Vibración: La exposición a vibraciones en mano y brazo por el uso de equipos como las herramientas manuales automáticas, o a vibraciones en todo el cuerpo procedentes de la superficie sobre la cual se encuentra el trabajador de pie o sentado, debe controlarse mediante la elección de equipos adecuados, la instalación de alfombrillas o mecanismos de amortiguación y la limitación del tiempo de exposición.
  • Electricidad: Los dispositivos eléctricos defectuosos o al descubierto, como interruptores, cuadros, cables o cordones o la utilización de herramientas manuales, pueden suponer un riesgo grave para los trabajadores. Los cables aéreos pueden ser golpeados por objetos metálicos, como poleas o escaleras, y por vehículos con chasis metálicos. Los vehículos o los objetos metálicos con toma de tierra que se encuentren cerca de cables aéreos pueden formar un arco eléctrico entre los cables y el objeto, sin que haya contacto entre ellos.
  • Riesgos para los ojos: Las partículas sólidas emitidas en una amplia variedad de procesos industriales o a la salpicadura de un producto químico líquido, pueden hacer impacto en los ojos de un trabajador y causarle lesiones e incluso ceguera permanente.
  • Soldadura/trabajo en caliente: El trabajo de soldadura produce una luz extremadamente intensa y brillante que puede perjudicar gravemente la visión del trabajador. En casos extremos, puede producir una ceguera permanente. Además, la soldadura puede producir humos tóxicos que, en caso de exposición prolongada, pueden causar graves enfermedades crónicas.
  • Conducción de vehículos industriales y tráfico en las instalaciones: Los conductores de vehículos industriales con poco dominio o poca experiencia tienen mayor riesgo de sufrir accidentes con otros vehículos, peatones y equipos. Los vehículos industriales y comerciales, así como los de uso privado en el lugar de trabajo, también pueden verse involucrados en colisiones.
  • Temperatura ambiente en el trabajo: La exposición a una temperatura alta o baja cuando se trabaja en espacios interiores o exteriores puede provocar lesiones relacionadas con el estrés por temperatura e incluso la muerte. El uso de EPP como protección contra otros riesgos laborales puede acentuar y agravar trastornos producidos por el calor. Deben evitarse las temperaturas ambientales extremas permanentes en el lugar de trabajo mediante la aplicación de sistemas de refrigeración y ventilación.
  • Ergonomía, movimientos repetitivos, manejo manual: Los daños causados por factores ergonómicos, como los movimientos repetidos, el sobreesfuerzo y el manejo manual, se desarrollan a lo largo de cierto tiempo y debido a exposiciones reiteradas y, en general, requieren varias semanas de recuperación.
  • Trabajo en altura: Se deben aplicar medidas de prevención de caídas y de protección siempre que un trabajador esté expuesto al riesgo de caída de más de dos metros.
  • Iluminación: La intensidad de la iluminación en las áreas de trabajo debe ser la adecuada para el uso general de cada área y cada tipo de actividad y debe complementarse, cuando sea necesario, por medios de iluminación adicional específicos para esa área.

Los riesgos químicos representan un peligro potencial de contraer enfermedad o sufrir daños debido a una única exposición aguda o a una exposición continua o repetida a sustancias tóxicas, corrosivas, sensibilizadoras u oxidativas. Representan también un riesgo de reacción no controlada, incluso con peligro de incendio o explosión, si se produce inadvertidamente la mezcla de productos químicos incompatibles. Los peligros químicos en las operaciones de un cliente/destinatario de inversiones provienen de lo siguiente:

  • Calidad del aire: La mala calidad del aire debido a la presencia de contaminantes en el lugar de trabajo puede provocar irritación de las vías respiratorias, malestar o enfermedad a los trabajadores.
  • Incendios y explosiones: Los incendios y las explosiones provocadas por la ignición de materiales o gases inflamables pueden causar daños tanto materiales como personales e incluso la muerte de trabajadores.
  • Productos químicos corrosivos, oxidantes y reactivos: Los productos químicos corrosivos, oxidantes y reactivos presentan riesgos similares a los de los materiales inflamables. Un riesgo añadido de estos productos es que la mezcla o combinación inadvertida entre sí o con otros productos puede causar reacciones muy nocivas, con la consiguiente liberación de materiales y gases inflamables o tóxicos, y provocar directamente incendios y explosiones. Este tipo de sustancias plantean un riesgo adicional de importantes daños personales en caso de contacto directo, aunque no se hayan mezclado con ninguna otra sustancia.
  • Materiales que contienen amianto: Se debe evitar la utilización de materiales que contengan amianto en los nuevos edificios o como material nuevo en obras de reforma o rehabilitación. Si ya existe presencia materiales que contienen amianto, especialmente en forma friable con posibilidad de liberación de fibras, las actividades de reparación o retirada y eliminación se deben realizar conforme a procedimientos internacionalmente reconocidos para evitar la exposición de los trabajadores.

Los agentes biológicos representan un riesgo potencial de enfermedad o lesión por exposición única aguda o por exposición continua y reiterada. Se debe evitar la utilización de cualquier agente biológico nocivo y sustituirse por un agente que, en condiciones normales de uso, no resulte peligroso o resulte menos peligroso para los trabajadores. Si no pudiera evitarse la utilización de agentes nocivos, se deben tomar precauciones para mantener el riesgo de exposición lo más bajo posible y, en cualquier caso, por debajo de los límites internacionalmente establecidos y reconocidos.

La exposición a la radiación puede causar malestar, lesiones o enfermedades graves a los trabajadores. Los lugares de trabajo donde exista riesgo laboral y/o natural de exposición a radiación ionizante deben utilizarse de acuerdo con normas y guías internacionales de seguridad generalmente aceptadas. Se debe controlar la exposición a fuentes de radiación no ionizantes (como campos magnéticos estáticos, campos magnéticos de subfrecuencia de radio, campos de electricidad estática, radiación por radiofrecuencia y microondas, radiación de luz e infrarrojos, y radiación ultravioleta) de acuerdo con las normas internacionales.

Es necesario adoptar medidas extraordinarias de precaución para el trabajo en situaciones especialmente peligrosas como los espacios confinados o el trabajo en aislamiento. Un espacio confinado es un especio total o parcialmente cerrado, no diseñado o destinado a ser ocupado por seres humanos y en el que puede formarse una atmósfera peligrosa como resultado del contenido, lugar o construcción de dicho espacio o debido al trabajo realizado dentro o alrededor del espacio confinado. Una preparación incorrecta para entrar en un espacio confinado o intentar un rescate en un espacio confinado puede causar lesiones graves e incluso la muerte. Un trabajador que opera en aislamiento se encuentra fuera del alcance visual y de la comunicación oral con un supervisor, otros trabajadores u otras personas que puedan prestar ayuda y asistencia, por periodos consecutivos (de más de una hora). En este caso, el trabajador está expuesto a un riesgo mayor si se produjera un accidente.

Un cliente/destinatario de inversiones debe establecer procedimientos y sistemas de seguimiento y registro de los accidentes y enfermedades laborales y los incidentes y situaciones peligrosos, con el fin de comprobar la eficacia de las estrategias de prevención y control de sus operaciones y comparar la productividad de los empleados con el tiempo perdido por lesiones. El hecho de que un cliente/destinatario de inversiones no proteja adecuadamente la salud y la seguridad de los trabajadores en el transcurso de las operaciones, provocando lesiones graves, enfermedades e incluso muertes, representa un riesgo significativo para su reputación y una responsabilidad financiera.


  • FacebookTwitterLinkedIn
  • Share