Coming soon!!!
Thank you for your patience.

En este tipo de transacción, la institución financiera se convierte en la propietaria legal de la vivienda durante el periodo de pago de la hipoteca.

Los riesgos ambientales y sociales asociados con el financiamiento para viviendas pueden comprender la elección de un emplazamiento inadecuado, las deficiencias en el diseño del edificio (entre ellas, su capacidad para soportar desastres) y la construcción inadecuada, así como falta de resolución de cuestiones relacionadas con la tenencia de las tierras. Algunos de estos riesgos pueden provocar daños o pérdida de propiedad o, en ciertos casos, lesiones y problemas de seguridad para los residentes.

Los riesgos ambientales y sociales que pueden provocar daños a la propiedad y problemas legales afectan a la situación financiera de los prestatarios y su capacidad para pagar el préstamo hipotecario. Esto representa un riesgo crediticio para las instituciones financieras especializadas en el financiamiento para viviendas. También existen riesgos legales y de reputación para la institución financiera derivados de la propiedad de viviendas en casos de contaminación del suelo u otras responsabilidades de carácter ambiental y social.


  • FacebookTwitterLinkedIn
  • Share