Coming soon!!!
Thank you for your patience.

En general, se pueden arrendar activos fijos como equipo ligero (vehículos de transporte de pasajeros, vehículos industriales ligeros, equipo de oficina, mobiliario y electrodomésticos) o equipo pesado (excavadoras, maquinaria grande, equipo industrial, embarcaciones de carga, vehículos industriales pesados y aviones). En algunos casos, las empresas de arrendamiento pueden ser propietarias y encargarse del mantenimiento y la operación de los activos físicos arrendados, dentro de lo que se conoce como arrendamiento de explotación. En otros casos, las empresas de arrendamiento se limitan a proporcionar el financiamiento necesario a los arrendatarios, lo que se denomina arrendamiento financiero.

Los riesgos ambientales y sociales asociados con la mayoría de las transacciones de arrendamiento son generalmente mínimos, aunque serán más significativos si el activo fijo conlleva el uso de equipo pesado y en función del sector industrial. La operación o el mantenimiento inadecuados del equipo puede repercutir sobre la seguridad de la comunidad o los trabajadores y puede provocar contaminación del medio ambiente y la atmósfera.

En el caso del arrendamiento financiero, la exposición de las empresas de arrendamiento al desempeño ambiental y social del arrendatario es limitada, al igual que su influencia sobre el uso del activo fijo por parte del arrendatario. Sin embargo, la empresa de arrendamiento se puede ver afectada por las cuestiones legales, la perturbación de las operaciones del arrendatario y las preocupaciones relacionadas con la reputación. En el caso del arrendamiento de explotación, una empresa de arrendamiento está vinculada a la operación del activo arrendado y puede ser directamente responsable de cualquier impacto ambiental y social.


  • FacebookTwitterLinkedIn
  • Share